"La muchacha salvaje" de Mireia Pérez

ACTIVIDADES
Mireia Pérez y su muchacha salvaje visitan Muga
Comienza el ciclo de cómic de aventuras con "La muchacha salvaje: Nómada" de Mireia Pérez
Miércoles 18 de marzo, 19 horas: 8ª sesión del club de lectura de novela gráfica.


Sigue este enlace para leer el artículo de Gerardo Vilches sobre el nuevo Ciclo de Aventuras que empieza en el Club de Lectura.

Sigue este enlace para leer la reseña original en Entrecómics.

     En ocasiones tenemos la oportunidad de contar con los autores de las novelas gráficas que comentamos en nuestro club de lectura.
   En marzo, la suerte es doble: nos visita Mireia Pérez, la autora de La muchacha salvaje y también librera en La Central de Callao (www.mireiaperez.com). Os invitamos a participar en la tertulia y, aunque ya sabéis que no hay requisitos, os animamos a leer antes esta fantástica novela gráfica. Para abrir boca, aquí tenéis una reseña del coordinador del club de lectura, Gerardo Vilches (thewatcherblog.wordpress.com / @Watcherblog).

    En La muchacha salvaje: Nómada,  obra ganadora del premio de novela gráfica de Fnac/Sins Entido, Mireia Pérez recrea un pasado imaginario y mítico en el que la humanidad está en la bisagra entre el Paleolítico y el Neolítico, entre los cazadores/recolectores y los sedentarios. Y en ese mundo vive la protagonista, una quinceañera pelirroja y salvaje que se niega a recolectar o a dejarse montar por cualquier hombre. Y acaba marchándose de su tribu, y viviendo una aventura muy peculiar.
   El estilo gráfico de Pérez, influido por Joann Sfar y otros autores franceses, fluye con soltura y transmite alegría y libertad a espuertas. Éste es uno de esos tebeos en los que se aprecia claramente lo mucho que ha disfrutado la autora, y cuánto hay de ella en la obra. La muchacha salvaje es muy divertido, y lo es, sobre todo, porque Pérez se ha soltado, ha dibujado sin reglas, con descarada libertad.      Si algo caracteriza al cómic contemporáneo, es precisamente eso: todo puede hacerse. Y eso se ha entendido a la perfección en este libro.  Así, nos encontramos con viñetas y secuencias que sorprenden por su efecto pero también por venir de una autora muy joven y que se enfrentaba por primera vez al reto de dibujar una historia tan larga. Casi cada viñeta en la que aparece la protagonista es una delicia.


   Creo que es en esa libertad donde más se nota la influencia de Sfar, antes que en el trazo. Pérez deforma los rostros y los cuerpos y juega con ello para mostrar emociones y sentimientos, algo que es crucial porque en la historia hay relativamente pocos diálogos. De hecho, la protagonista no dice ni una palabra. La muchacha salvaje no deja por ello de ser un personaje magnético, porque simboliza la libertad absoluta, y la alegría de vivir, y porque tiene una sonrisa franca y enorme. Pero también porque es una mujer real, escrita por una mujer real. La cuestión del género está tratada con desenfado y desparpajo, y hasta cierta mala leche. Y es muy significativo que el estatu quo se rompa y la felicidad no llegue a través de su restitución, como sucede en tantas y tantas historias conservadoras, sin ir más lejos en casi cualquiera de Disney: La muchacha salvaje es el anti Rey León.
   Habrá quizás quien eche en falta algo más de acción. A mí sin embargo me ha parecido que algunos de los mejores momentos del tebeo son puramente contemplativos. Es un cómic para dejarse llevar. Es verdad que quizás algunos capítulos piden algo más de espacio, o que alguna idea habría podido desarrollarse más —por ejemplo, la manera en que los habitantes de la ciudad tratan a las esclavas nómadas que capturan, que me ha parecido muy atractiva—, pero creo que en conjunto es una excelente primera obra. Porque es original y libre, y porque Pérez sabe sacarle partido a su innegable talento y a su intuición, porque creo, o al menos así me lo ha parecido, que es un cómic muy espontáneo, y  ahí radica gran parte de su atractivo, y de su acierto, aunque quizás el mayor de todos es dejarnos con muchas, muchas ganas, se seguir leyendo no ya aventuras de la muchacha salvaje, sino nuevos tebeos de Mireia Pérez.