El alma de las cosas. Exposición de fotografía

ACTIVIDADES 
El alma de las cosas. Exposición de fotografía
"Otra forma de ver. Fotografía conceptual" con Carlos Aguado y Fernando Ferro
Viernes 19 de diciembre, 19.30: Inauguración de la exposición 

   Desde el viernes 19 de diciembre hasta el lunes 19 de enero de 2015 Librería Muga acoge la exposición y venta de fotografías de Carlos Aguado Hipola. 
  Bajo el nombre de “El alma de las cosas” Carlos Aguado propone una mirada reflexiva de las imágenes: captar el mensaje oculto bajo las apariencias. Cada fotografía transmite dos realidades, la que se muestra ante nuestros ojos y la que intenta traspasar la malla que tejen nuestros prejuicios; una idea más compleja y elaborada, y que solo nuestro cerebro puede descifrar.
   La colección se compone de dieciocho obras, todas impresas en tamaño A3 sobre papel de algodón, libre de ácido, Hahnemühle Photo Rag Pearl de 320 grs. 
   La muestra gráfica se acompaña de un vídeo titulado “Botánica” de 5 minutos de duración en el que se muestra bajo el tratamiento del color y las texturas toda la magia evocadora de las plantas. 
   Para inaugurar la exposición Carlos Aguado y nuestro amigo Fernando Ferro abrirán un coloquio que han titulado "Otra forma de ver. Fotografía conceptual". Sigue leyendo si quieres conocer un texto que ha preparado Fernando para iniciar esta conversación.

"La fotografía es una técnica de registro y reproducción de imágenes fijas. Surgió, al igual que todos las creaciones humanas, por la unión de dos ideas aparentemente inconexas: la existencia de materiales sensibles a la luz, por ejemplo el cloruro de plata, y la inversión de las imágenes del exterior que se proyectan en el interior de una cámara oscura. Ambos fenómenos conocidos desde tiempos remotos por los científicos chinos y más tarde por los árabes, aunque dados a conocer en occidente por Leonardo da Vinci, en pleno Renacimiento para el caso de la cámara oscura y por el físico francés Joseph Niepce a partir de 1816, al utilizar papel tratado con cloruro de plata para obtener difusas imágenes de paisajes tras largas horas de exposición. Luego fue el pintor Daguerre, firmemente apoyado por el estado francés, el que popularizó el uso de la fotografía en blanco y negro. Más tarde, en 1861, se incorporó la utilización del color a las imágenes fotográficas por el también físico James Clark Maxwell y la generalización posterior de su uso por los hermanos Lumiére a partir de 1903.
Por tratarse de un documento de carácter social. La fotografía había de asimilarse a alguno de los géneros de la oratoria, a saber, el judicial, el demostrativo y el deliberativo o político. Los tres tienen su correspondiente con los tiempos verbales de pasado, presente y futuro. Evidentemente el medio nació con carácter judicial, es decir forense, acreditaba siempre lo sucedido en el pasado hasta que con la técnica digital, acompañada de sus herramientas descentralizadas que permiten operar en tiempo real, da un paso decidido hacia el presente. Además con los programas y tecnologías de animación se puede avanzar hacia el futuro, quedando quebrado el fatalismo de su origen.
Así, hemos pasado de los precursores con Atget a la cabeza, a la época gloriosa del periodismo gráfico, más o menos comprometido socialmente, de Walker Evans, Frank Capa, Cartier Bresson o Gervasio Sánchez, al experimentalismo de Man Ray y Rodchenko, sin olvidar los caminos personales y excepcionalmente expresivos de los fotógrafos flamencos Pepe Lamarca y Manuel Rodríguez y ahora a la fotografía conceptual, el home-art, la fotografía narrativa, etc. La primera fotografía fue testigo de la revolución industrial, a la nueva revolución tecnológica corresponde otra sociedad que ha hecho transitar a buena parte de la población humana de la escasez a la abundancia, de la ignorancia al conocimiento y de lo rural a lo urbano,  a estos nuevos tiempos les corresponde otra nueva forma de mirar. De eso vamos a hablar."
Fernando Ferro /Vallekas/ Diciembre 2014