"Poca Ropa": un documental de Alberto Vázquez

LECTURAS AL PASO
La dignidad en la cuenca minera asturiana
"Poca ropa. La lucha antifranquista en Mieres (1934-1962)" 
1º de Mayo de 1934 en Mieres
   Ayer proyectamos en Muga fragmentos de "Poca ropa", un documental realizado por el mierense Alberto Vázquez, que acompañó y amplió con sus comentarios esta presentación. Es sólo la primera parte de un proyecto que consta de tres, con más de quince horas de metraje.    "Poca ropa", en palabras del realizador, es un testimonio personal de agradecimiento a aquellas personas que con sangre, sudor y lágrimas (no es una metáfora) consiguieron trasladar durante décadas no sólo un mensaje de dignidad frente a los poderosos, sino un ejemplo de lucha que permitió mejorar su vida, la de sus paisanos de la cuenca minera asturiana, la vida de todos. Ahora que nos han dejado y nos siguen dejando estas personas, preservar su testimonio, es quizá una obligación. Porque es imposible entender la España del siglo XX sin Asturias, ni entender Asturias sin su cuenca minera. Ojalá nunca olvidemos la historia de los mineros.
 En octubre de 1937 cae el frente de Asturias. La Revolución de 1934 había dejado más de mil muertos, un largo número de exilados y presos. Con la bandera de la puesta en libertad de los revolucionarios asturianos, las izquierdas ganaron las elecciones de febrero
de 1936. La esperanza de que se produjera un cambio social profundo liderado por el Frente Popular no duró mucho. En julio de 1936 se produce el levantamiento militar fascista. Con la caída de Asturias llega, a esa tierra, una etapa oscura de persecución y matanzas. Con aquellos que huyen de las desapariciones y asesinatos nace la primera guerrilla. A partir de ese momento, comienza una lenta fase de reorganización de quienes defendían la emancipación del ser humano y, con el paso de los años, se activa la capacidad de respuesta a la dictadura del general Franco. En muchos casos es una epopeya llevada a cabo por los hijos de los vencidos, por los huérfanos de aquellas guerras. Las cuencas mineras asturianas se convierten en el lugar a donde todos miran. Otra vez. Éstas son solamente pequeñas partes de una historia grande.