Onda expansiva

ACTIVIDADES
11-M: Poesía provocada, no inspirada
14 de Marzo de 2014, 19 horas: Lectura poética de Onda expansiva de Pedro Provencio (Editorial Amargord)   


    Cuando Julio Provencio nos propuso organizar una lectura poética alrededor del libro de poemas Onda expansiva, nos lo pensamos mucho antes de decir que sí. Aunque es "poesía no inspirada, sino provocada" por los atentados de hace diez años, aunque es un lenguaje altamente simbólico que establece cierta distancia con lo sucedido y construye un discurso  muy personal, o quizá por eso, dudamos mucho. Dudamos porque una tragedia de estas características pertenece a las víctimas y porque no se debe entrar sin permiso en la habitación propia donde conmemoran la memoria de estos sucesos. Dudamos porque la memoria les pertenece y son ellos, sólo ellos, los que tienen la última palabra sobre los homenajes y los recuerdos públicos. Dudamos porque pensamos, con cierta emoción, que el gran legado que todos percibimos en nuestro entorno es su capacidad para transitar por un dolor tan singular e incomunicable con muy pocas demandas y peticiones. 
   Tal vez con una sóla, que resume todas las demás: que nadie, nunca, haga de esta tragedia un medio para otros fines. 



   Por eso, consultamos. Y con absoluta naturalidad, fuimos autorizados. Se nos dijo lo que imaginábamos: mientras no se quiera utilizar el dolor de los otros, no puede haber mejor manera de honrar la memoria que el homenaje sincero y sentido.
   Gracias a Julio Provencio y a Aurora Herrero, que pondrán su voz, gracias a Salvador Vidal, que acompañará la lectura con melodías extraídas de su clarinete, y, sobre todo, gracias a Pedro Provencio, autor de los poemas de Onda expansiva, un homenaje tendrá lugar en Librería Muga, diez años y tres días después del 11 de marzo de 2004. 
   Y seguirán pasando los días, meses y años, habrá más homenajes y conmemoraciones. Por nuestra parte, lo único que podemos asegurar es que no olvidaremos.



"Tu prójiimo es quien no piensa como tú,
ni come como tú, ni canta como tú;
búscalo, y si quieres ser digno de estar vivi,
aprende su lengua, acuéstate con él,
conviértete a su Dios, ayúdale
a destruir Jerusalén definitivamente,
renuncia a tu paraíso y acepta su infierno"


"Ten piedad de tu Dios, el pobre
no ha comprendido nunca la magnanimidad
de los enamorados, y ahí lo tienes,
perplejo porque nadie quiere corresponder
a su entidad apelmazada, dale albergue
y enséñale a leer -libretas párvulas, arcanos integrales-
y cuando llegue a su libro sagrado, intenta apaciguar
su indignación, enjúgale las lágrimas, dile que no es tan
   grave,
cántale un aire de tu tierra"


"Bajo los párpados,
resina dulce
                   el recorrido
de la línea visual
dibuja rostros
                     cada paso
recoloca el paisaje,
abre memoria y la
confirma
              el viento
entra y sale del ojo,
suena a dolor
que ya ha pasado
                             descansa:
                                             nunca
te librarás de él,
pero ha pasado"