VIERNES,17 DE MAYO DE 2013

OJOS DE NIÑO
El símil de la oruga: Una metamorfosis que alumbra la tarea de crecer
CYRULNIK; LA RESILIENCIA COMO RESORTE FRENTE AL TRAUMA

                              

   
"Se dirigió hacia ellos, con la cabeza baja, para demostrarles que estaba dispuesto a morir. Fue entonces cuando vio su reflejo en el agua: el patito feo se había convertido en un espléndido cisne blanco..."  Con un extracto del cuento de Hans Christian Andersen se presenta la nueva edición del libro Los patitos feos de Boris Cyrulnik en edición Debolsillo.

   Dice Cyrulnik "La resiliencia no es un catálogo de las cualidades que pueda poseer un individuo. Es un proceso que, desde el nacimiento hasta la muerte, nos teje sin cesar, uniéndonos a nuestro entorno". Aunque recorrer el camino de la resiliencia sea arduo a efectos clínicos, el lector ávido de conocimiento en este ámbito no encontrará ni trabas ni dificultades en su comprensión, incluso algunos, lo encontrarán un texto ameno y reconfortante. 


El término resiliencia acuñado por Cyrulnik para este ensayo equivaldría a "resistencia al sufrimiento" y señala tanto la capacidad de resistir las magulladuras de la herida psicológica como el impulso de reparación psíquica que nace de esa resistencia. 


"A la cicatrización de la herida real, se añadirá la metamorfosis de la representación de la herida. Pero lo que el patito tardará mucho en comprender es que la cicatriz nunca es segura. (...) Esta brecha obliga al patito a trabajar incesantemente en su interminable metamorfosis.(...) Sin embargo, una vez convertido en cisne, podrá pensar en ese pasado de una manera soportable. Eso significa que la resiliencia, el hecho de superar una situación y pese a todo llegar a ser hermoso, nada tiene que ver con la invulnerabilidad ni con el éxito social"