JUEVES, 14 DE MARZO DE 2013

NOVEDADES RECOMENDADAS
Peace: Haz el amor y no la guerra
EL CUERPO HUMANO, Paolo Giordano, Salamandra, 2013.




Hoy, precisamente hoy, que sale a la venta el último libro de Paolo Giordano, que trata de la experiencia de unos soldados italianos en  el conflicto de Afganistan, me entero de que le han dado un premio, el prestigioso  Hemingway Foundation, a otro libro sobre la guerra, esta vez escrito por un soldado  americano, que combatió en Irak: Los pájaros amarillos de Kevin Powers, de la Ed. Sexto Piso.


Si bien en la obra de Powers, la guerra la describe con una crudeza y sinceridad pasmosa el protagonista, soldado alter ego del autor, en el nuevo libro de Giordano, la historia la van contando los diferentes personajes, todos combatiendo en una guerra a la que no encuentran sentido.

Y entre los episodios que nos van contando, nos enteramos de cómo son sus historias personales, de qué les ha llevado a terminar en ese lugar, donde les ha ido conduciendo la vida.



Giordano consigue que nos olvidemos, por un rato, del conflicto armado en que transcurre la  historia, y nos identifiquemos con las diversas situaciones personales de los personajes, con su vida más allá de la guerra... Hasta que algo ocurre, algo que ya se sabía que iba a pasar, y resulta muy difícil conservar la calma, no apartar la mirada.



"En los años que siguieron a la misión, cada uno de los muchachos se esforzó para que su vida se volviera irreconocible, hasta que los recuerdos de la otra, de la existencia anterior, quedaron impregnados de una luz falsa, artificial, y ellos mismo se convencieron de que nada de lo sucedido había sucedido de verdad, o por lo menos no a ellos.
También el teniente Egitto hizo cuanto pudo para olvidar. Cambió de ciudad, de regimiento, el largo de la barba y los hábitos alimentarios, redefinió varios y antiguos conflictos privados y aprendió a no involucrarse en otros que no le concernían, algo que antes no sabía diferenciar. No está claro si la transformación obedece a un plan o es fruto de un proceso anárquico, pero tampoco le interesa saberlo. Para él lo esencial, desde el principio, fue excavar una trinchera entre el presente y el pasado: un refugio que ni siquiera la memoria lograse violar."