"La superioridad moral de la izquierda" y "La confusión nacional" de Ignacio Sánchez-Cuenca

Coloquio con Jesús Maraña e Ignacio Sánchez Cuenca
Jueves 24 de abril, 19.00 horas
A propósito de los dos últimos libros de Sánchez-Cuenca: "La superioridad moral de la izquierda" (Contextos) y "La confusión nacional" (La Catarata)



  Si nos ceñimos a la actualidad del día en que escribo este texto, dos de los grandes temas de la actualidad política española tienen que ver con los "conflictos morales" en la izquierda y con el "choque de nacionalismos" en el Estado. En efecto, mientras escribo estas líneas, intensas energías se ponen en juego para fortalecer argumentos a favor o en contra de si dos líderes de la izquierda antisistema en España han entregado su alma al ogro capitalista o de si la ruleta rusa a la que juegan los representantes políticos de la Generalitat catalana y del Estado Español está más justificada y tiene más legitimidad en un lado o en el otro.


   Cuando acordamos hace varias semanas con Ignacio Sánchez-Cuenca que viniera a presentar a Muga sus dos últimos libros: La superioridad moral de la izquierda y La confusión nacional: la democracia española ante la crisis catalana,  y que lo hiciera acompañado por su director en Infolibre, Jesús Maraña, no imaginábamos que la actualidad de la semana contaría con tantos atractivos como para hacer de este coloquio una reflexión sobre temas de la máxima actualidad

   Será el jueves 24 de mayo, a partir de las 19.00 horas. La entrada es libre, como siempre, hasta completar el aforo. Y el debate se promete serio, riguroso y ajeno a cualquier cinismo, lo cual convierte tu asistencia a este evento en algo que te podemos recomendar sin dudarlo un instante. ¡Te esperamos!




La superioridad moral de la izquierda
Ignacio Sánchez-Cuenca
Contextos, 2018

   ¿Por qué hay gente que está a favor del reparto de la riqueza, del intervencionismo estatal en la economía, del aborto y de la lucha contra el cambio climático, mientras que otros piensan justo lo contrario sobre todos estos temas? ¿De qué depende que una persona sea de izquierdas o de derechas? ¿Por qué la derecha no reivindica para sí superioridad moral alguna? ¿Por qué la izquierda no deja de dividirse? 
   Al contrario que tantos otros, este ensayo no acumula preguntas teóricas para luego dejarlas en el aire. El autor analiza los fundamentos de la política y las ideologías y, a medida que va respondiendo a estas cuestiones, aventura una conclusión: las fortalezas y debilidades de la izquierda proceden de su superioridad moral, lo que permite a la derecha arrogarse la superioridad intelectual. Sin renunciar a ideas provocadoras (el comunismo soñado por Kant) ni a la actualidad (las disputas de Corbyn, Mélenchon y Podemos con la socialdemocracia), Ignacio Sánchez-Cuenca aborda de forma sencilla y directa la cuestión fundamental de por qué, si la izquierda contempla las ideas más bellas sobre justicia social e igualdad, acumula tantas y tantas derrotas.




La confusión nacional: 
la democracia española ante la crisis catalana
Ignacio Sánchez-Cuenca
La Catarata, 2018


   Este libro tiene un mensaje que puede resultar incómodo: la democracia española no ha estado a la altura de las circunstancias en la cuestión catalana. […] Los errores que haya cometido el independentismo catalán, que a mi entender son muchos y graves, no pueden nublarnos el juicio con respecto a nuestro propio sistema democrático, que ha mostrado serias deficiencias”. 
   Ignacio Sánchez-Cuenca argumenta en estas páginas que la crisis catalana ha activado un nacionalismo español con un discurso claro: frente a la política identitaria de los independentistas, se erige una sociedad española abierta y democrática, un Estado español con siglos de antigüedad que cuenta con instituciones que garantizan las libertades, los derechos fundamentales y la igualdad política. Pero la crisis constitucional catalana ha supuesto un descalabro colectivo desde un punto de vista democrático; el Gobierno de España prefirió no abrir una negociación que desactivara el conflicto, lo que aprovecharon los líderes del independentismo catalán para justificar una estrategia unilateral que ha acabado en un sonoro fracaso.