Club de lectura de novela gráfica (enero 2017)

Club de lectura y otros cómics recomendados (por Gerardo Vilches)
Club de lectura de novela gráfica: jueves 26 de enero, 19.00 horas.

   Season three, episode five... El club de lectura de novela gráfica continúa su aventura y este mes tiene prevista su reunión el jueves 26 de enero, a las 19.00 horas. La novela gráfica sobre la que compartiremos experiencia de lectura será Pyongyang de Guy Delisle.
   Y continúamos también con algo que le hemos pedido a Gerardo Vilches, el coordinador del club de lectura: desde noviembre de 2016 escribe para los lectores de este blog (ya sabéis que sobre todo le podéis seguir en su propio blog https://thewatcherblog.wordpress.com/).  
   Cada mes acompañamos la convocatoria del club de lectura con un breve comentario de Gerardo sobre el cómic del que se propone la lectura, con un libro destacado, un listado de otras novelas gráficas recomendadas y un clásico recuperado. Sigue leyendo y encontrarás las primeras recomendaciones de 2017...

 
Novela gráfica seleccionada para el club de lectura
Pyongyang de Guy Delisle
Editado por Astiberri.
 

   Guy Delisle es un dibujante canadiense que ha publicado la mayor parte de sus obras directamente en el frondoso mercado francobelga. Además de ser conocido por sus obras humorísticas, se ha especializado en un tipo concreto de libro de viajes, en el que narra su experiencia laboral —o como acompañante de su mujer, miembro de Médicos sin fronteras— en países más o menos exóticos. 
   Sin duda, el cómic más vendido y conocido de Delisle es Pyongyang, ambientado en la capital de Corea del Norte, una de las dictaduras más terribles y delirantes de las que, lamentablemente, quedan en el mundo. El autor visitó el país a principios del siglo XXI, debido a su trabajo en una cadena de televisión: debía supervisar durante dos meses el trabajo de un estudio de animación norcoreano donde se había deslocalizado parte de la producción de dicha cadena, tras pasar por China. La globalización y la lógica neoliberal que traslada la producción a países con condiciones laborales cada vez más atroces es uno de los temas que el libro toca de pasada, pero, sobre todo, se centra en la visión desconcertada y externa de Guy Delisle. 
   Acompañado siempre por un guía, pues no está permitido que los extranjeros campen a sus anchas o hagan fotografías, el autor visita algunos de los lugares más señalados de un régimen dominado por la presencia constante del querido líder, que lo tiñe todo con su personalidad. Su palabra es como la palabra de Dios, y el pueblo norcoreano, a través de los ojos de Delisle, se muestra totalmente hermético: ¿temen al líder, lo aman realmente? ¿Obedecen porque no conocen otra cosa, o son conscientes de que son prisioneros de un megalómano? Los pocos nativos con los que se relaciona son un misterio para él, y esa incomprensión se refleja en las páginas de Pyongyang, incluso, a veces, con cierta crueldad. 
   El choque cultural provee al dibujante de un sinfín de situaciones extrañas e involuntariamente humorísticas: los intentos por impresionarle y mostrarle las bondades del régimen suelen producir el efecto contrario, y las carencias de los suministros básicos marcan el día a día del dibujante, constantemente vigilado, como en la novela de Orwell que lleva en su viaje, 1984. 
   Corea del Norte lleva años fascinando al público occidental, hasta el punto de que se ha convertido casi en un fenómeno pop: las noticias que nos llegan de allí van de lo grotesco a lo friki, pero no podemos olvidar nunca que detrás de ese exotismo algo cómico hay un régimen de terror y un pueblo sometido. En 2009, unas pruebas nucleares realizadas en el país pusieron de moda a Kim Jong-il; si antes de eso Pyongyang ya era una novela gráfica muy popular, a partir de entonces se convirtió en un fenómeno. Las ventas de la edición española se dispararon, hasta el punto de que Astiberri ha lanzado doce ediciones hasta la fecha, lo que la convierte en una de ss obras más vendidas.

 
Enlaces de interés:

Ficha de la editorial
Reseña en Entrecomics
Entrevista con Guy Delisle



Cómic destacado del mes
La grieta de Carlos Spottorno y Guillermo Abril

Editado por Astiberri 
   
   El periodista Guillermo Abril y el fotógrafo Carlos Spottorno recorrieron las fronteras de la Unión Europea desde Marruecos al Ártico en varios reportajes de investigación para El País Semanal. Como resultado de los mismos y tras tres años de trabajo, ambos reunieron más de veinticinco mil fotografías y quince cuadernos de notas a los que han dado estructura narrativa —empleando los recursos de la historieta— y han publicado bajo el nombre de La grieta
   El título alude tanto a la grieta física que separa la UE de los estados que la circundan, desde donde decenas de miles de refugiados intentan llegar cada año, como a la grieta simbólica, a la quiebra de un sistema económico y político que se configuró tras la segunda guerra mundial y que en los últimos años ha mostrado sus carencias. La deriva neoliberal del capitalismo ha herido seriamente al estado del bienestar, pero eso no impide que la UE siga siendo el destino soñado por millones de personas que se ven desplazadas de sus países por la guerra o el hambre. Abril y Spottorno documentan esa diáspora y la respuesta de los estados europeos con imágenes increíbles y textos escuetos pero duros, sin equidistancias tranquilizadoras. La grieta, cuyos autores han sido galardonados con el World Press Photo 2015, es el libro que hay que leer para entender qué está pasando en Europa y por qué el proyecto que estaba llamado a garantizar la paz y la seguridad de Europa está al borde del fracaso.


Otras recomendaciones 


Presidente Trump de Pablo Ríos

Editado por Sapristi
  
    Si nada lo impide, en unos pocos días Donald Trump jurará su cargo como presidente de la nación más poderosa del globo. El siniestro personaje es objeto de un divertido cómic satírico de ritmo perfecto en el que Pablo Ríos enarbola el humor frente a la incertidumbre y el miedo que provoca el multimillonario. Sus páginas muestran gags de cuatro viñetas en las que, lejos de convertir a Trump en un mero gañán, subraya su machismo y su racismo, así como su incapacidad e incomprensión de la situación en la que, muy pronto, se va a ver metido.

La vida de Tyto Alba


Editado por Astiberri
Este cómic recrea libremente los años de juventud de Pablo Ruíz Picasso y Carles Casagemas, dos jóvenes artistas bohemios que abandonan Barcelona para sumergirse en las luces de París, donde el arte y la cultura florecían ajenas al horror que pocos años después se desataría en Europa. Las evocadoras acuarelas de Tyto Alba, llenas de texturas, se centran en lo emocional y se despreocupan de la fidelidad histórica para narrar el suicidio de Casagemas y el impacto que éste tuvo en Picasso, al tiempo que refleja la decadencia llena de oropeles del París finisecular.



Pequeño Vampir de Joann Sfar 
Editado por Fulgencio Pimentel


Sfar vuelve a colarse en nuestras recomendaciones, esta vez con una obra maestra del cómic infantil. El volumen recopila los siete álbumes originales del pequeño Vampir, un personaje que vive aventuras en compañía de otros monstruos y de Miguel, su amigo humano. Valores sin moralina y una diversión que no toma a los niños y niñas por seres de cristal a los que todo puede traumatizar. Al contrario: unas gotitas de miedo hacen la mezcla mucho más divertida.

Un clásico del manga


Pies descalzos de Keiji Nakazawa
Editado por De Bolsillo
   Publicada hace una década en nuestro país bajo el nombre de Hiroshima, esta obra maestra del manga de los años setenta hace tiempo que era incontrable. Afortunadamente, en 2016 la editorial De Bolsillo ha reeditado en cuatro volúmenes la monumental saga de Keiji Nakazawa, que narra en clave semiautobiográfica su experiencia como niño superviviente de la bomba atómica de Hiroshima. Sin familia, el joven Gen tendrá que agudizar su ingenio para ganarse la vida y sacar adelante a su hermano pequeño. Pies descalzos es uno de los más decididos alegatos antibelicistas que podemos encontrar en el cómic internacional.