La Noche de los Libros '16 - 20.30 horas

La práctica de salvaje: libro y documental
Viernes 22 de abril, 20.30 horas: Presentación de La práctica de lo salvaje, con la presencia del traductor, Nacho Fernández y del editor, Enrique Mercado.


  El segundo turno de nuestra Noche de los Libros se la dedicaremos a un libro "para amplías minorías" publicado por la editorial Varasek. Presentaremos La práctica de lo salvaje, un insólito libro de ensayos de uno de los poetas vivos esenciales de Norteamérica, miembro de la generación de los beatnik, que tanto influyó y sigue influyéndo a generaciones de jóvenes dispuestos a explorar nuevas rutas para suplir cierta falta de sentido en la modernidad.
   La práctica de lo salvaje, que presentarán el editor de Varasek, Enrique Mercado, y uno de los traductores, Nacho Fernández, propone que nos ocupemos de algo más que de la ética medioambiental, la acción política o un activismo útil e ineludible. Debemos enraizarnos en la oscuridad de nuestro ser más profundo. Propone Snyder la recuperación de una condición esencial que nos vincule verdaderamente con el territorio, la comunidad natural y con nuestro propio ser salvaje”. 
   Para acompañar la presentación del libro contaremos además con la proyección del documental The practice of the wild, un documental realizado en 2010 que pone imagen y sonido al lenguaje poético-ecologista-espiritual-revolucionario de Gary Snyder. No te pierdas este encuentro: el encuentro con lo salvaje siempre merece la pena. Pero si aún tienes dudas, te dejamos esta reseña de nuestra compañera Olivia Moreno para que termines de convencerte

 
“¿Quién soy yo? ¿Qué estoy haciendo aquí? ¿Qué está pasando?”


Son preguntas que la mayoría de nosotros nos hemos hecho, y no por casualidad son las preguntas que abren el prólogo de  La Práctica de lo Salvaje. En un tono poético, casi místico, Gary Snyder ahonda en estas cuestiones relacionándolas con nuestro lugar en el mundo natural. Esta relación, que puede resultar obvia una vez traída a escena, en realidad está cada vez menos presente en nuestro día a día, en el ámbito “civilizado” en el que nos movemos; como dice el propio Snyder, “la naturaleza no es un lugar que se visita, es el lugar en el que se está”.


Página a página se va perfilando una propuesta para responder a esas preguntas en relación con “lo salvaje”, un concepto que se emplea alejado de las connotaciones negativas que se han desprendido de él históricamente. Aquí hablamos de salvaje como libre, como espontáneo y flexible, como algo que comprende los contrarios y la totalidad del mundo. Este término, además, se expande del título individual a lo social, ¿qué puede aportarnos la, digamos, “sabiduría salvaje” a un nivel colectivo? Una nueva forma de mirar y de recibir los dones de nuestro alrededor, una actitud más serena hacia los eventos del devenir de la vida, aprendiendo del estar impasible de la naturaleza, quizás pueda redundar en relaciones colectivas y con los espacios diferentes. De esto nos habla Snyder, proponiendo como punto de partida sus propias experiencias acumuladas a lo largo de una vida excepcional de viajes, aventuras y estudios, preservando siempre un vínculo con el medio natural y con su propio interior salvaje. Un vínculo que seguramente muchos de nosotros, inmersos en la gran urbe, hemos perdido. Para concluir y a propósito de esto creo que es muy acertado citar un último fragmento del libro que invita a la reflexión:


“Thoureau dice: ‘Dadme una naturaleza salvaje que ninguna civilización pueda soportar’. Lo cual, claramente, no es difícil de encontrar. Más difícil es imaginar una civilización que lo salvaje pueda soportar, aunque esto sea, justamente, nuestra obligación. Lo salvaje no es solo la “preservación del mundo”, es el mundo. Todas las civilizaciones, ya sean orientales u occidentales, hace tiempo que siguen un rumbo de colisión con la naturaleza salvaje, y hoy existen naciones desarrolladas que tienen el insensato poder de erradicar de la faz de la tierra no solo seres, sino especies y procesos completos. Necesitamos una civilización que pueda convivir entera y creativamente con lo salvaje. Y debemos comenzar a hacerla crecer aquí, en el Nuevo Mundo.”