MARTES, 27 DE NOVIEMBRE DE 2012

LECTURAS AL PASO
Apoyo a las manifestaciones por una sanidad pública
TEXTO EXTRAÍDO DE LAS HERIDAS, DE NORMAN BETHUNE. PEPITAS DE CALABAZA, 2012.


     La contienda en el mundo actual se libra entre dos tipos de personas: los que creen en la vieja jungla del individualismo y los que creen en los esfuerzos cooperativos para asegurar una mejor vida para todos.
      La gente está preparada para la medicina socializada. Los obstruccionistas a la seguridad social se hallan entre los propios ejercientes de la profesión. Reconozcamos ese hecho. Esas personas, con la socarrona expresión del reaccionario o la apatía de la futilidad, proclaman sus principios bajo la apariencia de «mantener la sagrada relación entre médico y paciente», «ineficiencia de otras empresas nacionalizadas y sin ánimo de lucro», «el peligro del socialismo...», «la libertad del individualismo». Ellos son los enemigos del pueblo, y cometen un error: también son enemigos de la medicina.
       La situación a la que se enfrenta la medicina actual es una lucha de dos fuerzas dentro del propio seno de la medicina. Una no pierde de vista que lo importante es salvaguardar los intereses históricos creados, nuestra propiedad privada, nuestro monopolio de la distribución de la salud. La otra sostiene que la función de la medicina es más que mantener la posición del médico, que la garantía de la salud de las personas es nuestra primera obligación y que nuestros derechos humanos están por encima de los privilegios profesionales.

       Este texto fue escrito por Norman Bethune,  un médico canadiense, en los años 30. En España es más conocido por haber asistido a las personas que huían de Málaga en dirección a Almería, tras la toma de la ciudad por las tropas fascistas en febrero de 1937.