MIÉRCOLES, 4 DE JULIO DE 2012

TENGAN CUIDADO AHÍ FUERA
La imaginación editorial (del bestseller) vuelve a tocar fondo
DE SAGAS FAMILIARES, BURDAS COPIAS E INTENTOS DE CHUPAR DE LA TETA DEL SUPERVENTAS HASTA SECARLA


Imaginen que esto es el juego de las siete diferencias. Tenemos la portada de dos libros. El primero es En el país de la nube blanca de Sarah Lark, escritora alemana afincada en España, publicado por Ediciones B y que  le ha supuesto un tremendo éxito de ventas en el mundo. En España ha vendido cientos de miles de ejemplares, y su segunda parte, La canción de los Maoríes, lleva el mismo camino. En la segunda imagen tenemos un libro de publicación reciente, En la Tierra del fuego, editado por Temas de hoy. Y sí, no les engañan sus ojos, el segundo es una copia prácticamente literal de la imagen del primero. Incluso la grafía de las letras, la minúscula y la mayúscula son iguales. Encima, le colocan una faja con la siguiente frase: El conmovedor destino de una mujer en un país lejano, firmado por SARAH LARK, bien grande para poder confundir al lector que, deben pensar, no se entera de una papa y va a asociar y comprar automáticamente este nuevo bestseller prefabricado. Por si fuera poco, en la misma segunda portada de la copia, colocan otra frase atrayente: Una saga familiar en el turbulento siglo de las grandes migraciones a América.  Resulta que las sagas familiares están de moda. Era la frase recurrente para vender El tiempo entre costuras y El jardín olvidado, los dos verdaderos fenómenos editoriales escritos por mujeres que iniciaron este agotamiento del tema de intrigas y secretos familiares que, más un poquito de amor y de espionaje, ya tenían el éxito asegurado.

El mercado editorial español es el que más edita de Europa. España es a su vez donde menos se lee. ¿Alguien lo entiende? Pensábamos que después de El código da Vinci y las conspiraciones vaticanas que trajeron miles de títulos con tramas parecidas no volvería a surgir un fenómeno de copia y repetición hasta agotar a los lectores. Pero no, llegaron los vampiros y otra vez la avalancha de libros parecidos, sólo había que echar al puchero dos protagonistas jóvenes, con una fuerte dependencia el uno del otro -pero de mundos opuestos-, sangre, acción, un poquito de sexo (o mucho según su público) y aventuras fantásticas, un par de vueltas a fuego lento, muchas portadas negras con letras rojas y chantatachán, bestseller hecho.

Ahora ha llegado el turno de las sagas familiares ¿Qué podemos echar al caldero para fabricar otro bestseller? A ver…¿Quién compra y lee más libros? Ummm…pues…las mujeres. Ah, pues ya está, historias de mujeres para mujeres, metiendo intrigas familiares, mezclando biografía y novela histórica, un poquito de época nazi o segunda guerra mundial, o en su defecto historias coloniales de abnegadas protagonistas en el siglo XIX y lo tenemos. Ah, y una faja con alguna frase elogiosa de María Dueñas, Julia Navarro, Kate Morton o Sarah Lark y para adelante, a facturar este veranito. Si encima les ponemos tapa dura y lo vendemos a 22 euros. ¡Nos forramos!
Random House ya ha puesto número uno de ventas en varios países (incluido España) su bestseller de verano Cincuenta sombras de Grey, definido como una novela erótica para mujeres, porno para mamás. Muy malo pero...

Ya se sabe... echa al puchero que algo queda. En pocas semanas tendremos copias de este libro preparadas para su lanzamiento. Lo de siempre, por desgracia, con el bestseller.