El valor de la palabra

ACTIVIDADES
El valor de la palabra, para Jesús Maraña y Luis García Montero
Martes 12 de Mayo, 20.45 horas (después del coloquio sobre libertad de expresión): Encuentro con Jesús Maraña y Luis García Montero a propósito de su libro "El valor de la palabra"

   En medio de la campaña para las elecciones autonómicas del 24 de Mayo, Luis García Montero hace un alto para continuar la conversación con Jesús Maraña que la editorial Turpial ha convertido en libro con el título El valor de la palabra. En cuanto acaben los compromisos derivados de su candidatura a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Luis García Montero participará en un diálogo abierto que desde las ocho de la tarde tendrá lugar en Muga a propósito de la libertad de expresión y de prensa con los periodistas Jesús Maraña, Miguel Ángel Villena y Juan Carlos González (toda la información la podéis leer aquí) y conversará después con todos los asistentes sobre los temas que recorren en El valor de la palabras y del cual os dejamos unas palabras de Jesús Maraña en forma de breve resumen.



   Frente a quienes definen la política únicamente como el ejercicio del poder (aunque luego se adorne con la sana intención de “cambiar las cosas”), Max Weber distinguió a aquellos que viven de la política de quienes viven para la política. Luis García Montero pertenece, si acaso, a la segunda categoría. Quienes lo incluyen en el pack de intelectuales o profesores o periodistas o artistas que “saltan” a la política en estos tiempos convulsos, se equivocan. Siempre ha estado comprometido con la política. Otra cuestión es saber por qué y para qué decide Luis dejar sus clases en la universidad, aparcar un nuevo poemario o suspender varios proyectos profesionales y asumir la responsabilidad de defender una candidatura de Izquierda Unida con un programa político y una propuesta cívica. Y hacerlo precisamente en los momentos más difíciles para unas siglas que se tambalean por las batallas internas y por la canibalización que ejerce una nueva fuerza surgida en el magma del descrédito de la política.
De eso trata esta conversación, por la que van asomando referencias personales, literarias y éticas como Rafael Alberti o Ángel González; desde Antonio Machado a Francisco Ayala. Reflexiones en las que hay crítica y autocrítica, sin esquivar ningún asunto aun siendo consciente del riesgo de pisar brasas. Luis García Montero da la cara sin morderse la lengua, así que habla de Podemos, de la posibilidad o no de una convergencia en la izquierda, de los intereses económicos que condicionan el paisaje político, de las diferencias con sus amigos de la ceja…
Quizás Luis, en el fondo, me propuso que fuera su interrogador en esta charla por un motivo concreto: en cuanto conocí el paso que se planteaba dar mi reacción fue: “¡No se te ocurra!”. Quizás, una vez más, LGM pensó que la mejor arma para convencer al otro es la palabra.